Revista_TOPE_264_SALVAGNINI_Imagen_destacada

La evolución del láser / nº 264

La visión de Salvagnini en corte por láser: simplificación, automatización, optimización del proceso y digitalización de fábrica

El contexto económico e industrial moderno, que está abandonando progresivamente la estrategia de make-to-stock y de series largas para adoptar una estrategia ágil de make-to-order y just-in-time, lleva tiempo marcando las pautas de Salvagnini para el desarrollo de productos

Revista_TOPE_264_SALVAGNINI_1
L3 de Salvagnini, un sistema versátil destinado a un uso transversal -independiente de las aplicaciones, materiales y espesores-, equipado con el sistema de automatización longitudinal ADLL

Son dos las líneas de producto láser Salvagnini, ambas basadas en la tecnología de fibra: L3, sistema versátil destinado a un uso transversal, independiente de las aplicaciones, materiales y espesores, y L5, un sistema con altas dinámicas y prestaciones especialmente en espesores finos y medianos-finos.

El índice de aceptación de L3 y L5 varía según los sectores industriales de los clientes, pero, sobre todo en lo que se refiere a L5, podemos observar una tendencia interesante: la predilección por potencias relativamente bajas precisamente en los sectores donde se utiliza sobre todo la chapa fina, lo cual demuestra que el aumento de potencia no siempre es la respuesta más conveniente. Y es particularmente interesante que sean justo los clientes quienes lo confirman y buscan la solución más adecuada para su propio sector y necesidades.

De todas formas, Salvagnini ha querido ampliar su gama de potencias de corte, introduciendo primero una fuente de energía de 6kW de alta densidad, y luego una fuente de hasta 10kW. Ha sido la L5 la que se ha beneficiado de esta ampliación: sus altas dinámicas permiten mejorar aún más las mayores velocidades de corte alcanzadas por fuentes más potentes. Ambas líneas de producto, desde principios de 2021, también contarán con mayores velocidades de posicionamiento XY en el corte rápido.

En definitiva, L3 y L5 son sistemas ya consolidados en el mercado que, como es habitual en Salvagnini, se han ido perfeccionando constantemente mediante la introducción de nuevas soluciones, tanto a nivel de hardware como de software.

En tal sentido, nos hemos centrado en tres tendencias”, explica Pierandrea Bello, Gerente de Producto Salvagnini para las tecnologías láser. «La primera es la de la simplificación, el desarrollo de soluciones ágiles y fáciles de usar, que permitan al operador resolver sin esfuerzo algunos de los problemas que encuentra diariamente en su trabajo. A esta categoría pertenecen, por ejemplo, una serie de dispositivos de visión artificial a los que se ha incorporado recientemente NVS. La segunda tendencia es la de la automatización, que permite recuperar considerables cuotas de eficiencia. En tercer lugar, encontramos la optimización del proceso, la mejora de las prestaciones globales de la fábrica a través de la digitalización y del OPS, el software modular para la gestión de la producción«.

Resolver problemas con la visión artificial

Desde hace tiempo Salvagnini viene desarrollando e implementando en sus sistemas aplicaciones de visión artificial que permiten que el operario resuelva sin esfuerzo algunos de los problemas que surgen diariamente en su trabajo. Son soluciones ágiles y fáciles de utilizar, que tienen el mérito de aumentar la flexibilidad y ampliar los ámbitos de aplicación del corte láser.

Para acelerar el centrado de la chapa y para permitir el centrado incluso en partes ya punzonadas o perforadas, hemos introducido AVS”, explica Bello. “El sistema AVS puede transformar el corte láser en una estación de trabajo posterior respecto a las actividades de punzonado anteriores. Luego nos hemos dedicado al SVS«.

Revista_TOPE_264_SALVAGNINI_2
Salvagnini ha desarrollado el sistema AVS para acelerar el centrado de la chapa, incluso en partes ya punzonadas o perforadas

El SVS, acrónimo de Sheet/Scrap Vision System, permite volver a utilizar los retales de chapa –restos de producciones anteriores que no se mandan al desguace y que a menudo se utilizan para hacer muestras– para responder a urgencias de piezas en distintos tamaños en lotes individuales, y también para sustituir los posibles descartes que puedan producirse en las elaboraciones posteriores al corte. SVS, instalado directamente a bordo de la máquina, crea un dxf que se utilizará como formato de partida para anidar nuevas piezas a cortar de manera sencilla, rápida y sin errores. SVS se propone en combinación con STREAMLASER on Machine, la versión a bordo de la máquina del CAM Salvagnini.

SVS está disponible en dos versiones”, sigue explicando Bello. “SVS1, con una única cámara para enmarcar la porción, posee un campo de trabajo de 1600x1500mm; mientras que SVS2, con dos cámaras, posee un campo de trabajo mucho más amplio, de hasta 3000x1500mm. La última novedad es NVS, acrónimo de Nozzle Vision System, que verifica el centrado del haz láser y el estado de la boquilla, y permite resolver distintas imperfecciones de manera rápida e intuitiva. Gracias a los algoritmos de Machine Learning aplicados, puede sugerir ciertas soluciones que ayudan a reducir los descartes”.

Automatizar para recuperar la eficiencia

En el mundo de los sistemas de corte láser, la automatización desempeña un papel cada vez más importante. Por un lado, las velocidades de corte que se alcanzan actualmente han acabado desviando la atención de muchas empresas del sector de la chapa hacia las fases inmediatamente anteriores y posteriores al corte propiamente dicho: las fases de carga y descarga corren el riesgo de convertirse cada vez más a menudo en peligrosos cuellos de botella. Por otra parte, la automatización puede ayudar a reducir el impacto de los costos laborales.

Por supuesto, ambas son perspectivas correctas”, retoma Bello. “Pero lo que es realmente determinante, según nuestra visión, es el impacto positivo que la automatización brinda a la eficiencia, no solo de cada una de las fases de elaboración, sino también de todo el proceso de producción”.

Revista_TOPE_264_SALVAGNINI_3_4
El SVS (Sheet/Scrap Vision System) permite volver a utilizar los retales de chapa y sustituir los posibles descartes que puedan producirse en las elaboraciones posteriores al corte

Porque la configuración de un sistema puede influir de manera determinante en su eficacia.

Gracias a LINKS, nuestra solución IoT que permite obtener ininterrumpidamente datos procedentes de los sistemas conectados en todo el mundo, hemos evaluado la eficiencia de las configuraciones, analizando las numerosas variables que concurren como, por ejemplo, la tipología y el peso de la chapa utilizada, la manipulación de materiales o los tiempos de espera. Los resultados de este estudio son realmente interesantes: si consideramos que las soluciones stand-alone poseen una eficiencia promedio de alrededor del 60%, los sistemas con automatización poseen valores de eficiencia promedio mucho mayores, que alcanzan el 80% o incluso el 90% si tenemos en cuenta el almacén de torre LTWS«, sigue explicando Bello.

La automatización de la carga/descarga, vinculada a un almacén, se convierte en un factor capaz de aumentar la autonomía del sistema de corte ya que permite disponer siempre de materiales y espesores diferentes para elaboraciones just-in-time, reduciendo el tiempo de espera para el abastecimiento de la chapa. Sobre todo en contextos productivos con bajos volúmenes y cambios rápidos de producción, el hecho de combinar el almacén con dispositivos de carga/descarga automáticos es una estrategia exitosa.

Revista_TOPE_264_SALVAGNINI_5
NVS -Nozzle Vision System- verifica el centrado del haz láser y el estado de la boquilla, y permite resolver distintas imperfecciones de manera rápida e intuitiva

Si a los dispositivos de carga/descarga añadimos también una solución para la clasificación automática, podemos recuperar la eficiencia no tanto en las fases de corte, sino en las fases de elaboración posteriores”, continúa Bello. “Nuestro almacén de torre LTWS con sistema de clasificación MCU es, en tal sentido, muy interesante. De hecho, el almacén de torre puede manejar diferentes materiales, espesores y formatos reduciendo los tiempos de espera y haciendo que las fases de carga/descarga sean extremadamente rápidas, de 50 segundos. Además, el software que controla el almacén es capaz de identificar las bandejas anteriormente cargadas con las chapas a elaborar que se quedan vacías, como bandejas en las que apilar el material elaborado, aumentando así la autonomía operativa del almacén gracias, precisamente, a la gestión dinámica de las bandejas. El dispositivo de clasificación MCU permite apilar piezas con geometrías, tamaños y pesos diferentes, haciéndolo en modalidad multigripping, la cual permite tomar en secuencia varias piezas con el mismo dispositivo de sujeción. La clasificación automática facilita considerablemente la actividad de los operarios, los cuales pueden tomar las piezas apiladas sin necesidad de separarlas, reduciendo considerablemente el tiempo de espera entre el final de la fase de corte y el comienzo de la siguiente. El sistema de clasificación también puede dejar disponibles inmediatamente para las elaboraciones siguientes ciertas piezas individuales en caso de urgencia, o permitir en algunos casos la integración física del sistema láser con paneladoras o celdas robotizadas de plegado«.

Revista_TOPE_264_SALVAGNINI_6
El almacén de torre LTWS con sistema de clasificación MCU añade al dispositivo de carga/descarga una solución para la clasificación automática, aumentando la eficiencia en las fases de elaboración posteriores al corte

Gama de productos completa y modular

La propuesta de la automatización láser Salvagnini siempre ha sido muy amplia y modular, y cada sistema se puede configurar de varias maneras para cubrir las distintas necesidades productivas. Toda la gama se ha actualizado no solo para cubrir prácticamente todas las necesidades de diseño de planta o de configuración, sino sobre todo para reducir aún más los tiempos de carga y descarga. Visto que las mayores velocidades de corte logradas han reducido los tiempos de corte, la automatización Salvagnini ha evolucionado en consecuencia.

La nueva conexión ADLU permite automatizar la carga de las chapas y la descarga de las láminas elaboradas, y posee un tiempo de ciclo inferior al minuto. Está equipada con un dispositivo de carga de ventosas y con un descargador de peine independientes y está, por supuesto, preparada para poder integrarla con MCU o con posibles almacenes de bandejas. ADLU es una solución flexible también en cuanto a su diseño de planta ya que su estructura a nivel del suelo es modular y puede adaptarse a los espacios disponibles en fábrica.

Igualmente, ADLL, la conexión Salvagnini similar en rendimientos a ADLU, pero utilizada en configuración longitudinal e integrable con almacenes o MCU, es particularmente adecuada para situaciones en las que la profundidad sea vinculante.

El almacén LTWS, en configuraciones de 5 a 20 bandejas, con sus ciclos rapidísimos y su elevada autonomía, es una solución high-end sumamente compacta. Está disponible en versión con una única torre o con dos, con palet de madera, sin palet de madera o mixta.

Por último, para los que necesitan flexibilidad, pero también dimensiones compactas, LTWS Compact es la solución que ocupa menos espacio. Sus rápidos tiempos de ciclo pueden reducirse aún más con un espacio extra y puede garantizar elaboraciones de distintos materiales en secuencia A/B/A/B.

Revista_TOPE_264_SALVAGNINI_7
La nueva conexión ADLU permite automatizar la carga de las chapas y la descarga de las láminas elaboradas en un tiempo de ciclo inferior al minuto. Es una solución flexible, gracias a su estructura modular a nivel del suelo, adaptándose a los espacios disponibles en fábrica

Digitalizar y optimizar el proceso

La eficiencia del proceso es uno de los temas industriales cruciales desde hace algunos años, uno de los pilares fundamentales del paradigma de la industria 4.0”, continúa diciendo Bello. “Salvagnini lo aborda concretamente desde 1993, año en que comercializó el primer Order Processing System, el software modular para la gestión de la producción conocido como OPS”.

OPS recibe en tiempo real la lista de producción del sistema de gestión de la fábrica, y entrega su versión siempre actualizada al programador. Proporciona apoyo a las actividades del programador estableciendo las prioridades, generando automáticamente programas de máquina y enviándolos a fábrica. Verifica la disponibilidad de materiales brutos o semielaborados y devuelve la información al sistema de gestión de la fábrica, actualizándolo en tiempo real para cada una de las partes individualmente. Puede tomar decisiones independientes, según una lógica productiva –o según una combinación de múltiples lógicas productivas– concebida a medida para las necesidades del cliente y convertida en algoritmo. Integra soluciones de etiquetado, trazabilidad y gestión de los almacenes aguas arriba y abajo de las actividades de corte, punzonado y plegado.

En comparación con los softwares de gestión de procesos disponibles en el mercado, OPS puede establecer reglas, es decir los algoritmos que permiten automatizar el proceso añadiendo inteligencia al sistema”, sigue explicando Bello. “Para recuperar eficiencia en la fase de corte, por ejemplo, podemos imponer vínculos con respecto al número máximo de retales permitido o al número de kits que hay que introducir en el mismo nest: OPS velará por que el sistema cumpla estas lógicas. La gestión automática de OPS permite eliminar las actividades con bajo valor añadido y eliminar por tanto sus tiempos de espera«.

Salvagnini

tel. 93 2259125
www.salvagnini.es

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Fields with * are mandatory.