Revista_TOPE_254_SALVA_Imagen_destacada

Partners de calidad / nº 254

SALVA y Salvagnini, colaboradores tecnológicos desde hace décadas 

Con más de 75 años de historia, Salva Industrial desarrolla soluciones profesionales para panaderos y pasteleros que buscan un equipamiento de máximo nivel, sin perder prestaciones ni renunciar al control de su negocio. Y en su proceso de fabricación la empresa guipuzcoana predica con el ejemplo: un almacén automático multitorre de bandejas MV de Salvagnini es la columna vertebral de una fábrica completamente automatizada y con la logística plenamente integrada, desde el diseño de los equipos hasta la entrega del producto al cliente

Revista_TOPE_254_SALVA_1
Vista exterior de la fábrica de SALVA en Lezo (Gipuzkoa)

Una referencia en el sector

La empresa central de SALVA dispone de unas impresionantes instalaciones que rondan los 20.000 metros cuadrados. Con una plantilla total en de 270 trabajadores, 165 de ellos desarrollan su labor en esta planta de Lezo (Gipuzkoa), de donde sale toda la producción en acero inoxidable del grupo.

La facturación anual de SALVA supera los 30 millones de euros, con una cuota de exportación de más del 60 por ciento. La empresa se ha consolidado como una referencia internacional en la fabricación de hornos de alta gama para panadería y hostelería: hornos modulares, hornos de convección, hornos rotativos, hornos ciclotérmicos, hornos de pisos eléctricos y hornos de tubos anulares.

Un dato avala la calidad, fiabilidad y robustez de estos equipos: el 80 por ciento de los hornos vendidos por la firma en los últimos 20 años siguen en funcionamiento. SALVA somete a sus hornos a exigentes pruebas, llevándolos al límite para garantizar las condiciones más exigentes del mercado. El uso de materiales de gran calidad y un proceso productivo eficiente desembocan en la plena satisfacción del cliente.

Los diseños van más allá de la estética, alcanzando las máximas prestaciones en cuanto a seguridad, durabilidad, productividad, facilidad de manejo y simplicidad.

Revista_TOPE_254_SALVA_2 Revista_TOPE_254_SALVA_3
El almacén automático multitorre de bandejas MV de Salvagnini permite coordinar y realizar en tiempo real el traslado de todos los flujos de chapa necesarios para cada trabajo (corte láser, punzonado, cizallado y panelado), reduciendo costes y tiempos de espera e incrementando la eficiencia global de la fábrica

Más que un proveedor

“La calidad del producto final es nuestra carta de presentación ante el cliente” afirma David Llordés, Director General de SALVA e integrante de la tercera generación de esta empresa familiar. “Y esta calidad viene determinada, además de por el uso de los mejores materiales en la fabricación, por la eficiencia del proceso productivo”, añade.

Para lograr este objetivo, SALVA lleva confiando varias décadas en las instalaciones de procesado de chapa suministradas por el fabricante italiano Salvagnini.

Revista_TOPE_254_SALVA_4
Serie de piezas saliendo de la paneladora P4 de Salvagnini

Consideramos a Salvagnini como un partner, algo más que un simple proveedor de máquinas y sistemas. La colaboración entre ambas empresas nos ha permitido optimizar la producción al máximo y afrontar con garantías los flujos de trabajo necesarios para alcanzar los objetivos. Estudiamos nuestras necesidades junto con Salvagnini, nos asesoramos mutuamente, aplicamos el know-how correspondiente y lo adaptamos a SALVA. Así lo hemos hecho con cada una de las soluciones instaladas en la fábrica”, añade el Sr. Llordés.

Soluciones Salvagnini

SALVA lleva más de 15 años sacando el máximo rendimiento al almacén automático multitorre de bandejas MV de Salvagnini, la columna vertebral del proceso de deformación y corte de chapa de la empresa. Esta solución permite coordinar y realizar en tiempo real el traslado de todos los flujos de chapa necesarios para cada trabajo (corte láser, punzonado, cizallado y panelado), reduciendo costes y tiempos de espera e incrementando la eficiencia global de la fábrica. Gracias al software de Salvagnini, el material a trabajar fluye automáticamente del corte al plegado en un proceso productivo completamente integrado.

Aunque a simple vista, por sus dimensiones, pueda parecer un sistema menos flexible que los tradicionales sistemas de carga y descarga, la realidad es muy distinta. Estamos convencidos de que es la solución que mejor se ajusta a nuestras necesidades. Es perfecta para nosotros. Por la amplia gama de hornos que fabricamos, trabajamos con una gran variedad de formatos de chapa, que pueden necesitar ser cortados por láser, punzonados, cizallados o plegados. Este sistema nos permite acceder inmediatamente a las chapas y liberarlas cuando sea necesario”, explica el Director General de SALVA. “La productividad y flexibilidad de este sistema se demuestra diariamente en la fábrica y acompaña a todo el proceso productivo. Actualmente está en funcionamiento 24 horas, 5 días a la semana, así que la fiabilidad debe ser también máxima”, añade.

SALVA realiza un escrupuloso seguimiento de su instalación Salvagnini, el pulmón productivo del taller, y para ello cumple con un completo programa de mantenimiento, que en la empresa se lleva sin mucho esfuerzo. “La actividad del sistema es frenética desde hace años. Es una instalación muy fiable y hacemos lo posible para que continúe así. En este sentido, un buen mantenimiento es fundamental para no tener que lamentar paradas”, destaca David Llordés.

El almacén automático MV de SALVA, controlado desde la oficina técnica, está conectado con tres máquinas Salvagnini: una punzonadora S4 y una paneladora P4 -instaladas en el año 2004- y un láser fibra L5, en la empresa desde 2016. No son equipos en línea, como otros que también suministra la marca italiana (por ejemplo, la conocida combinada S4 + P4), sino que operan separadamente.

Por la particularidades concretas de nuestro proceso de fabricación, esta distribución de las máquinas nos permite lograr la máxima eficiencia. Son máquinas estándar con una conexión personalizada para SALVA. Las materias primas –y, más concretamente, el acero inoxidable- no son precisamente baratas y esta disposición de los equipos nos permite un mejor aprovechamiento del material. Además, con la diversidad de formatos que trabajamos, lo habitual es que una chapa necesite operaciones de corte láser, punzonados o cizallados para posteriormente pasar al panelado. Con esta configuración, los tiempos muertos del proceso se reducen al mínimo”, argumenta David Llordés.

Revista_TOPE_254_SALVA_5
Luca Paccagnella (izquierda), Director General de Salvagnini Ibérica y David Llordés (derecha), Director General de Salva Industrial

Láser de fibra adaptativo con altas dinámicas

La última máquina instalada por Salvagnini en la factoría del fabricante de hornos guipuzcoano ha sido un láser fibra L5.

Aunque quizá sea una marca más conocida como referencia mundial en el mercado de las paneladoras, Salvagnini fue también una de las empresas pioneras en invertir en la tecnología de fibra.

L5 es una solución productiva y versátil, con altas dinámicas y reducidos costes operativos, además de ser respetuosa con el medio ambiente. En los sistemas láser Salvagnini, el haz láser es generado y transportado en fibra. La generación del haz se realiza mediante una fuente electrónica, mientras que el transporte se realiza mediante una fibra estándar, que no requiere trayectoria óptica. Esto se traduce en consumos reducidos, gracias al elevado rendimiento de la fuente (40%), y en una drástica reducción de los costes de mantenimiento y de los consumibles.

Los sistemas L5 incorporan un cabezal con una sola óptica que corta en alta calidad en toda la gama de espesores (SALVA trabaja con chapas de hasta 2mm de espesor, bastante finas), asegurando cambios rápidos de producción, ya que elimina posibles tiempos de ajuste. La tecnología patentada Dry Cooling se encarga de la refrigeración de las ópticas sin aportación de gas o líquidos, permitiendo el control activo de la temperatura de la lente.

La L5 está equipada con las tres funciones de corte adaptables: Estándar, PowerCut y DynamicCut, permitiendo elegir la modalidad de funcionamiento más adecuada a las diferentes exigencias de producción; se pueden activar fácilmente, mediante un conmutador. La modalidad Estándar garantiza una mayor seguridad en las producciones no controladas, mientras que la modalidad PowerCut permite reactividad y una mayor velocidad de ejecución. DynamicCut permite obtener prestaciones mayores en espesores medios finos, aprovechando las dinámicas de la máquina.

Revista_TOPE_254_SALVA_6
El láser fibra L5 de Salvagnini instalado en SALVA, delante del almacén automático MV al que está conectado

Un futuro despejado

En la cuota de exportación del 60 por ciento destacada al principio, se incluyen hasta un centenar de países donde SALVA comercializa sus prestigiosos hornos, destacando por volumen de ventas Francia y Australia y regiones como las de Medio Oriente o el Sudeste Asiático.

Para los próximos años, la compañía augura un crecimiento de sus ventas a nivel internacional, con la mejora de la gestión de su red de distribución y reforzando su acción comercial en países considerados estratégicos como Estados Unidos. Apostará también fuerte para mostrarse como un referente en el sector en cuanto a la implantación de tecnologías 4.0 en sus equipos.

Revista_TOPE_254_SALVA_7
En 2017, SALVA inauguró su Showroom para clientes, que incluye una Test Bakery donde se imparten cursos de panadería

Hace un par de años, SALVA habilitaba en su sede central de Lezo un Showroom para clientes, que incluye una Test Bakery, donde se imparten cursos de panadería, y una muestra de muchos de los hornos fabricados en la empresa.

Los clientes, además de ver el Showroom, quieren visitar la fabrica”, concluye David Llordés. De esta forma, los clientes que se acercan al Showroom son siempre bienvenidos e invitados a pasar a la fábrica, que se muestra con orgullo y donde la espectacular instalación suministrada por Salvagnini no deja indiferente a nadie.

El cliente lo degusta en primera persona: el secreto no siempre está en la masa. En SALVA, al principio y al final del proceso, la calidad marca el camino.

SALVA

tel. 943 449300
www.salva.es

Salvagnini

tel. 93 2259125
www.salvagnini.es

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Fields with * are mandatory.