Revista_TOPE_246_DANOBAT_2

Rectificado versátil y preciso en el camino hacia el éxito / nº 246

Maag Automatik confía en Danobat para el rectificado de sus engranajes para bombas

La empresa Maag Automatik de Rozzano (Italia) está utilizando con éxito la rectificadora cilíndrica de exteriores DANOBAT para la fabricación de engranajes para bombas que son utilizadas para una gran cantidad de aplicaciones

Revista_TOPE_246_DANOBAT_1

Trabajamos de acuerdo a las especificaciones técnicas caracterizadas por parámetros aún más estrictos que los de las normas internacionales, manteniendo al mismo tiempo los conocimientos técnicos del conjunto de la empresa. Operamos con una amplia variedad de materiales que abarcan desde los aceros más sencillos a los más complejos hasta llegar a las superaleaciones”, afirma Marco Falzoni, el ingeniero de la oficina central de Rozzano y jefe de producción.

Un papel esencial en todo el proceso de producción en la planta de Maag Automatik, que actúa como Centro de Excelencia del grupo, es la producción de engranes. Se trata de piezas mecánicas complejas, que tienen la tarea de operar en condiciones extremadamente críticas y con tolerancias dimensionales muy ajustadas.

Danobat ha estado involucrada durante varios años redefiniendo el proceso de producción que está ligado a los engranajes de mayores dimensiones.

Hace unos años -explica Falzoni- teníamos la necesidad de rediseñar algunas fases en la que las máquinas no podían cumplir con los requisitos de calidad. En ese momento, para realizar el rectificado de estas piezas de grandes dimensiones utilizábamos máquinas tradicionales. Se consideró necesario identificar a un productor de soluciones de rectificado que tuviera un impacto significativo en el mercado global, con máquinas capaces de trabajar con diámetros y longitudes de grandes dimensiones y a su vez mantener un alto nivel de calidad, a fin de cumplir con las especificaciones técnicas requeridas por la aplicación. Para Maag era esencial encontrar un partner que ofreciese una solución capaz de satisfacer cualitativa y cuantitativamente las expectativas del mercado. Y, además, necesitábamos desarrollar un proceso real junto con el proveedor. De ahí la elección de desarrollar un verdadero proceso tecnológico que nos garantizase la consecución de nuestros objetivos”, asegura el experto.
Tuvimos la oportunidad de visitar Danobat y llevar a cabo una serie de pruebas de mecanizado basadas en nuestros requisitos. Una vez seguros de que el camino con este fabricante era viable, comenzamos la negociación comercial. Creo que la fuerza de la colaboración que hemos establecido con Danobat se refleja en los resultados y en el camino recorrido hasta llegar a éstos. Por ambas partes ha habido un deseo de identificar los objetivos primero. Éste es otro aspecto clave del éxito de esta relación ya establecida. Se trata de un proceso de elección largo y ciertamente no determinado por elementos secundarios”, aclara el experto.

Revista_TOPE_246_DANOBAT_2

Cinco toneladas de precisión

La HG de Danobat que opera en Maag es una rectificadora cilíndrica de exteriores diseñada para satisfacer los requisitos de una amplia gama de aplicaciones. El modelo adquirido por Maag está específicamente diseñado para soportar piezas de 3000 mm de longitud y 5 toneladas de peso máximo. El cabezal muela está equipado con un eje B de posición programable hasta la milésima parte de un grado y con dos muelas de diámetro de 760 mm y una anchura máxima de 150 mm. La velocidad periférica de las muelas llega a 60 m/s. La máquina está equipada con un sistema de medición in-process, que es capaz de medir los engranes situados en la posición Z. También incluye un sistema de diamantado para diámetros dentados no continuos. Este sistema opera con un motor de husillo programable.

Por otro lado, partiendo de máquinas tradicionales hacia una como la HG de Danobat, que se caracteriza por un alto nivel de automatización, necesitábamos poder identificar un modus operandi que garantizase los más altos niveles de acabado y forma. Esto más allá de la operación estándar de la máquina, era un camino aún en fase de evolución y creo que siempre seguirá evolucionando. Aunque hoy por hoy puedo afirmar que estamos cerca de los límites de calidad y velocidad que los materiales procesados nos imponen. No puedes forzarte a ti mismo más allá de ciertos límites impuestos por los tipos de tratamientos superficiales, pero cada día tratamos de mejorar, dedicándonos a lo que mejor sabemos hacer. Progresando junto con las personas que trabajan en nuestra DANOBAT HG«, asegura Falconi.

Revista_TOPE_246_DANOBAT_3

Entre Maag y Danobat hay que destacar dos aspectos muy importantes, la posibilidad de llevar a cabo pruebas reales y la propia formación de los operarios. Formación que no se limita a un mejor uso del CNC, sino que se extiende a un desarrollo real con el objetivo del mejor uso de cada prestación de la máquina. Una solución que Maag consideraba muy valiosa, dado que los niveles de calidad y productividad de los productos finales requeridos son muy altos. Por una parte, la elección de adquirir una máquina Danobat se asociaba principalmente a la calidad y disponibilidad de la empresa vasca hacia el cliente, pero lo más importante es la relación después de la instalación de la máquina en la empresa: una relación de continuidad, reciprocidad y disponibilidad que ha terminado beneficiando a ambas partes. Por otra parte, Maag tiene a su disposición una rectificadora de gran calidad, constantemente actualizada y con la garantía de que su solución va a seguir funcionando como el primer día. Por último, cabe destacar la doble ventaja obtenida tanto por Danobat, al captar un cliente exigente, y por Maag al encontrar el estímulo necesario para aumentar su competitividad gracias a un producto tan particular como la rectificadora de exteriores HG de Danobat.

DANOBAT

tel. 943 748300
www.danobatgrinding.com

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Fields with * are mandatory.