Revista_TOPE_219_SANDVIK_COROMANT

Superando las condiciones de mecanizado más desafiantes / nº 219

Los talleres enfrentados a la necesidad de conseguir un mecanizado seguro con una vida útil de la plaquita, larga y predecible, en operaciones de fresado de acero pueden confiar en GC1130; una plaquita hecha con Zertivo™, una exclusiva tecnología de producción de SANDVIK COROMANT. GC1130 ayuda a superar las condiciones de mecanizado más exigentes con filos limpios e intactos y ofrece regímenes de arranque de viruta y niveles de rendimiento elevados tanto como con o sin refrigerante. La calidad está disponible como primera elección para las herramientas de fresado en escuadra CoroMill® 390 y CoroMill® 490 y fresas de achaflanado CoroMill® 495

Revista_TOPE_219_SANDVIK_COROMANT
Combinar GC1130 con CoroMill® 490 proporciona una acción de corte ligera y perfiles suaves

Desconchado, astillamiento repentino y fisuras térmicas son problemas habituales al fresar materiales en aplicaciones de acero, en especial al enfrentarse a recorridos de herramienta desfavorables y cavidades profundas o al utilizar refrigerante. GC1130 ha sido desarrollada específicamente para ayudar a los ingenieros de producción a combatir los efectos secundarios de una vida útil de la herramienta reducida y producciones inestables.

Fabricadas con Zertivo, una exclusiva tecnología de producción que ayuda a potenciar las cualidades de la calidad, su mayor seguridad del filo y desconchado reducido ofrecen una gran tranquilidad. Además, el alto contenido de grano fino de Cr proporciona una elevada resistencia a las fisuras térmicas generadas por las fluctuaciones de la temperatura durante el mecanizado, lo que contribuye a garantizar una vida útil larga y predecible.

Según Mikael Eiritz, Product Manager de calidades de fresado de Sandvik Coromant, “la elección de la geometría y calidad de la plaquita es igual de importante que la de la herramienta cuando se busca un mecanizado seguro. La combinación de la herramienta y la plaquita es lo que da lugar al rendimiento general de la operación. Normalmente, al usar la calidad GC1130, los clientes pueden pasar de una pieza a otra sin necesidad de detener la producción. Esto ahorra tiempo y dinero”.

Al aplicar fresado en escuadra repetido, la combinación de GC1130 y CoroMill 490 proporciona una acción de corte ligera que reduce eficientemente la necesidad de aplicar una operación de acabado. También disponible para la fresa CoroMill 390, esta calidad es perfecta para mecanizar múltiples características de pieza diferentes.

Aportando una seguridad y predictibilidad adicional al mecanizado en condiciones exigentes, la gama incluye diferentes tipos de herramientas y una amplia selección de radios de punta. Permite realizar aplicaciones de fresado en escuadra, mecanizado en rampa helicoidal y lineal, torno-fresado, fresado en escuadras profundas, recanteado y fresado de cavidades.

En aplicaciones que requieren achaflanar en varios tipos de acero, sin contratiempos, emparejar CG1130 con CoroMill 495 reduce los tiempos muertos y ofrece una mayor utilización de la máquina. Además del achaflanado de agujeros y esquinas, entre sus aplicaciones típicas se encuentran el achaflanado posterior, preparación para la soldadura y desbarbado.

Thomas Wikgren, Product Manager de fresado en escuadra en Sandvik Coromant, afirma que “GC1130 pone al alcance de la mano una mayor seguridad del proceso, productividad y vida útil de la herramienta. En líneas generales, nuestros clientes buscan una combinación de herramienta y plaquita fiable que les ayude a conseguir un menor coste por pieza”.

SANDVIK COROMANT IBÉRICA

tel. 91 9010275
www.sandvik.coromant.com/es

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Fields with * are mandatory.