Revista_TOPE_205_HAAS_6

Superando los retos más duros / nº 205

En uno de los países con un nivel de vida más alto del mundo, un pequeño taller de ingeniería prospera y crece gracias a saber invertir en máquinas herramienta CNC fiables, de alto rendimiento y asequibles como las de HAAS, que la empresa usa para mecanizar piezas complejas hechas de materiales duros

Telgelego es un taller de mecanizado de precisión afincada a unos cuarenta kilómetros al sur de Estocolmo (Suecia). La empresa está situada en un edificio algo escondido en un polígono industrial, rodeado de oficinas y talleres de Scania, la marca de camiones, autobuses y motores, y uno de los fabricantes más conocidos del país.

Revista_TOPE_205_HAAS_1
Tomas Karlsson, dueño de la empresa sueca Telgelego

Tomas Karlsson es el dueño de Telgelego desde hace ocho años, cuando compró la empresa a los propietarios originales, que la fundaron en 1978. Por entonces, su hermano y él ya tenían otro taller similar ubicado en la misma zona. Los hermanos, ambiciosos y en busca de nuevas oportunidades, vieron en Telgelego la manera de ampliar contactos y horizontes.

Cuando la adquirieron, Telgelego era un taller lleno de fresadoras de torreta y tornos antiguos, con solo dos empleados. Una de las máquinas que compraron junto con la empresa era una Haas CNC Mini Mill de 2001. A pesar de la escueta plantilla y de la abundancia de maquinaria antigua, la empresa tenía clientes importantes como Alfa Laval, Astra Zeneca y la omnipresente Scania.

En la actualidad, Telgelego tiene siete máquinas herramienta CNC de Haas, que incluyen tornos SL-30 y SL-40, un torno ST-30Y con eje Y, la Mini Mill original y la última adquisición de la empresa, un centro de mecanizado universal UMC-750.

Ya equipada con todo lo necesario para atender los requisitos de sus importantes clientes, la empresa tiene la estrategia de ofrecer servicios de mecanizado de calidad y volumen bajo, especializada en piezas de precisión de acero inoxidable, acero para herramientas y, de vez en cuando, titanio. Aparte de producir componentes para la clientela habitual, también realiza encargos de pocas unidades para la industria papelera, el sector logístico y la ingeniería naval. Mecanizar materiales duros se ha convertido en la especialidad de la empresa. Muchas piezas se templan y rectifican.

“Nuestra otra gran virtud es la capacidad de mecanizar piezas muy complejas”, dice Tomas Karlsson. “El cliente nos envía el dibujo de la pieza y luego nosotros hacemos dibujos adicionales para simplificar la fabricación. A veces también usamos técnicas de ingeniería inversa si se trata de recambios de una máquina, por ejemplo”.

Una pieza que Telgelego suele fabricar para Alfa Laval –y cuyos detalles la empresa está obligada por contrato a no revelar– necesita treinta y dos horas de mecanizado, dieciséis por cara. La empresa suele hacer entre veinte y veinticinco de estas piezas al año. “En un año, mecanizamos piezas de acero inoxidable por valor de 160.000 euros”, afirma Karlsson. “La mayoría de los encargos son de pocas unidades. Tenemos un cliente cuyos pedidos pueden ir de dos a trescientas piezas al mes, pero no es lo habitual”.

“Muchas de las piezas que hacemos tienen mucho diámetro: entre 400 y 500 mm. Los tornos Haas son unas máquinas fantásticas que tienen un par elevado y son perfectas para mecanizar bloques de acero inoxidable grandes. La caja de engranajes de dos velocidades del SL-30 es muy útil. Hacemos cortes de desbaste grandes y eso genera mucha viruta”.

Revista_TOPE_205_HAAS_2
La companía ofrece servicios de mecanizado subcontratados de bajo volumen y alta calidad, especializándose en piezas de precisión de acero inoxidable, acero herramientas y ocasionalmente, titanio

“Compramos el SL-40 para sustituir un gran torno alemán que siempre se estropeaba. Una de las piezas que mecanizamos en el torno Haas para Alfa Laval empieza como un bloque de 500 kg y 420 mm de diámetro y termina pesando 90 kg.”.

Revista_TOPE_205_HAAS_3
El dueño de la Compañía Tomas Karlsson con la máquina reemplazada de Haas UMC-750

Si bien la empresa realiza muchas operaciones de desbaste, también mecaniza piezas con tolerancias muy bajas. “Por ejemplo, solemos mecanizar alojamientos de rodamientos con unas tolerancias de alrededor de 0,027 mm”, apunta Karlsson.

“Además de por nuestra experiencia con materiales duros y piezas complejas, los clientes también acuden a nosotros porque somos rápidos. Por ejemplo, antes de que una pieza para Scania llegue a producción, hacemos entre dos y tres muestras para el departamento de desarrollo y pruebas. El cliente no tiene los medios para realizar este tipo de mecanizado, pero, con nuestras muestras, terminan el diseño de la pieza y entonces pueden mecanizarla ellos mismos. El hecho de estar cerca de su fábrica también ayuda a acortar las entregas”.

Revista_TOPE_205_HAAS_4
La Haas UMC-750 cortando una pieza de acero

La empresa invirtió en un Haas ST-30Y para poder tornear piezas complejas con menos amarres.

“Compramos el ST-30Y cuando teníamos un empleado muy experimentado en fresado con eje Y. Por desgracia, dejó la empresa poco después, con lo que nos quedamos sin la persona que sabía manejar la máquina. Es muy difícil encontrar a maquinistas cualificados en Suecia. Teníamos una fecha de entrega que cumplir, así que no nos quedó más remedio que aprender a usarla rápidamente. Por suerte, todos los empleados del taller saben usar el control Haas, así que fue relativamente sencillo poner a otra persona en el ST-30Y”.

Revista_TOPE_205_HAAS_5
Muchas de las piezas hechas en la UMC-750 son destinadas para suministradores de segundo y tercer nivel para Scania, con base cerca de Telgelego

Al final, el trabajador que se había marchado regresó. “Entonces compramos una Haas VF-2 con mesa rotativa Haas de cuarto eje para la manejara él”.

Después de la VF-2, la empresa también se hizo con una Haas VF-3 para reemplazar una máquina taiwanesa antigua. “Durante tres años, usamos esa máquina solo para fabricar una pieza determinada, pero entonces el cliente le dio el trabajo a un subcontratista chino. Pero, como íbamos justos de capacidad, tener la máquina liberada para otros encargos nos fue bien en realidad”.

La empresa adquiere todas las máquinas herramienta CNC Haas a Edströms Maskin AB, distribuidor afincado en Jönköping y una de las tiendas de la fábrica Haas (HFO) que más vende del mundo. Como todas las HFO, Edströms cuenta con técnicos cualificados y certificados por Haas, posee una flota de furgonetas provistas de piezas y mantiene un stock de recambios originales Haas valorado en millones de dólares. Como resultado, Edströms puede dar una respuesta rápida a todo tipo de problemas e incidencias técnicas sin tener que pedir piezas o la ayuda de técnicos de EE.UU.

“Tuvimos un accidente grave con el SL-40”, recuerda Karlsson. “Se nos cayó una pieza de 250 kg mientras la mecanizábamos. El estropicio fue enorme, pero Edströms reparó todos los daños: las guías de bolas, el plato, las protecciones, etc. En menos de dos semanas, lo habían arreglado todo y la máquina estaba en marcha otra vez. Quedó como nueva”.

Mientras Telgelego crece –como lo hace su reputación de especialista en piezas complejas hechas de materiales duros–, la empresa apuesta por invertir en la mejor tecnología CNC asequible. Por casualidad, cuando Karlsson y su equipo empezaron a pensar en la posibilidad de adquirir una máquina universal de cinco ejes, Haas sacó al mercado el UMC-750.

Revista_TOPE_205_HAAS_6
Telgelego tiene 7 Máquinas Haas de CNC, incluyendo un Centro Vertical VF-3, los tornos SL-30 y SL-40, un ST-30Y con eje «y», una MiniMill y un centro UMC-750

“Nuestro UMC-750 fue el primero que se instaló en Suecia. Realizamos el pedido en cuanto supimos que estaba disponible porque vimos que cada vez teníamos más trabajo que podríamos hacer mejor y más rápido en una máquina herramienta universal. Vimos qué podíamos comprar de otros fabricantes por el mismo dinero, pero todo eran mesas y entornos de trabajo más pequeños. La verdad es que todavía no hemos hecho mecanizado de cinco ejes completo: aún tenemos que comprar el software Edgecam de cinco ejes. Pero sí mecanizamos con el método de 3+2 caras en piezas de acero inoxidable y de acero para herramientas, y el resultado es fantástico. Ahora mismo la usamos para fabricar una pieza cilíndrica grande: un rodillo para producir acero. Esperamos mucho de esta máquina”.

Revista_TOPE_205_HAAS_7
Una pieza cilíndrica para operaciones de laminación de acero

HAAS – HITEC

tel. 93 5750949
www.HaasCNC.es

Deja una respuesta

Your email address will not be published. Fields with * are mandatory.